29 de abril de 2013

La vida y los tiempos de Porfirio Díaz.



México necesita constantemente reexaminar su pasado. Para saber hacia dónde queremos ir, primero debemos entender de dónde venimos. Y uno de los personajes que marcaron nuestro destino (para bien y para mal) fue Porfirio Díaz. 
Tenemos una imagen de don Porfirio en la que a veces es algo así como un patriarca bondadoso y en otras un torvo asesino y dictador. Lo que no sabemos (por lo menos la mayoría) es quién fue este personaje y por qué sigue siendo tan importante para nosotros, a casi cien años de su muerte.
Los invito a asistir a mi nuevo diplomado "El Porfiriato", donde estudiaremos la vida y obra de este personaje querido por muchos, odiado por otros, pero que no puede dejar indiferente a nadie. el diplomado comenzará el próximo 28 de mayo. Más informes en el Centro de Cultura Casa Lamm.

22 de abril de 2013

10 temas para comprender el movimiento estudiantil de 1968.

Fue uno de los años más complejos y apasionantes del siglo XX, en México y el mundo. Se convirtió en una leyenda que sigue viva hasta el día de hoy. Ha marcado nuestro presente de múltiples formas, pero todavía nos falta analizar mucho para entender qué pasó en 1968 y por qué. ¿Cómo era el mundo en ese momento? ¿Qué pasaba con la economía? ¿Qué ocurría con la sociedad? ¿Es cierto que Gustavo Díaz Ordaz fue el responsable de la matanza del 2 de octubre, o hubo otros intereses involucrados? Y lo más importante, ¿Cuál es la herencia de 1968? 
Los invito a asistir a mi nuevo diplomado "10 temas para comprender el movimiento estudiantil de 1968" a partir del 17 de mayo en el Centro de Cultura Casa Lamm.

17 de abril de 2013

Lecciones de un maestro de la historia.

"Quiero una imprevisible historia como lo es el curso de nuestras mortales vidas; una historia susceptible de sorpresas y accidentes, de venturas y desventuras; (...) una historia sin la mortaja del esencialismo y liberada de la camisa de fuerza de una supuestamente necesaria causalidad; una historia sólo inteligible con el concurso de la luz de la imaginación; una historia-arte, cercana a su prima hermana la narrativa literaria; una historia de atrevidos vuelos y siempre en vilo como nuestros amores; una historia espejo de las mudanzas, en la manera de ser del hombre, reflejo, pues, de las mudanzas, en albredrío para que en el foco de la comprensión del pasado no se opere la degradante metamorfosis del hombre en mero juguete de un destino inexorable"
Edmundo O´Gorman

8 de abril de 2013

¿Fue un héroe Gilberto Bosques?




Sí. Por lo que sabemos, el embajador Bosques salvó a muchas personas que huyeron de Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Siguiendo las instrucciones del gobierno mexicano, Gilberto Bosques otorgó muchas visas, mantuvo a miles de refugiados, y por todo ello fue prisionero de los nazis durante varios años.
Gracias a Bosques se salvaron las familias de la actriz Susana Alexander y la del historiador Friedrich Katz, por mencionar sólo dos casos. 
Sin embargo, hay un aspecto en la historia de Gilberto Bosques que no queda claro. El Estado de Israel otorga un reconocimiento a todos aquellos gentiles que salvaron a judíos de morir asesinados por los nazis. Los llaman "Justo entre las naciones". 
A pesar de todos los testimonios, Israel no ha reconocido la labor llevada a cabo por el embajador Bosques. 
En 1953, surgió el Centro Mundial de Documentación, Investigación, Educación y Conmemoración del Holocausto (Yad Vashem, en hebreo).  Yad Vashem es el encargado de investigar a todos aquellos que merecen el título de "Justo entre las naciones", y llegado el caso, lo otorgan. 
Como la semana pasada se transmitió un programa sobre el embajador Bosques, escribí un mail a Yad Vashem para preguntarles por qué todavía no han reconocido su labor, a pesar de todos lo testimonios que existen. 
La respuesta me sorprendió. Dice Yad Vashem (como pueden ver más abajo), que para recibir ese reconocimiento el diplomático que haya salvado a judíos debe haberlo hecho desobedeciendo las órdenes de su propio gobierno. O sea que Bosques no merecería ser llamado "Justo entre las naciones" porque al final sólo seguía las instruciones del presidente Lázaro Cárdenas. 
Pero hay otro problema. Aunque Yad Vashem ha investigado al embajador Bosques, dice que no tiene datos históricos fidedignos sobre lo que hizo en Europa, ni cuenta con documentos o testimonios directos de aquellos que fueron salvados por nuestro diplomático. 
¿Cómo es posible eso, si en el programa que hizo Televisa aparecen varias personas diciendo "A mí me salvó el embajador" o "mi familia salió de Europa gracias a Bosques".
Ojalá cambie pronto esa situación, pero en todo caso el mejor homenaje que puede recibir el embajador Bosques es el recuerdo y la admiración de sus compatriotas, ya que fue un hombre que arriesgó su vida y la de su familia para que muchos otros escaparan del horror y la muerte.
 

Dear Sir / Madame,

The title "Righteous among the Nations" is awarded to non-Jews who have risked their lives to save Jews during the Holocaust. The Commission for the Designation of the Righteous, an independent body chaired by a retired Supreme Court Justice, awards the titles. It has decided that in the case of diplomats, since they mostly enjoyed diplomatic immunity they would be recognized only if their positions were in danger by acting against their instructions and against their governments' policies. In addition, in order for the Commission to discuss an application we must present it with first-hand documentation (i.e., not articles or books) and testimonies from the survivors themselves regarding the act of rescue.

The Department of the Righteous among the Nations has opened a file on the name of Bosques, but we still do not have enough documentation in order to submit it for the consideration of the Commission. Bosques' own statements contain descriptions of the help he provided to Jews in addition to many articles, but unfortunately some of these descriptions are not historically reliable. We have not received to date any archival documents or testimonies from persons who were themselves rescued by Bosques.

Should we find the necessary proof in the future, we will submit the case to the consideration of the Commission.

Kind regards,

Gili Diamant
גילי דיאמנט
Righteous Among the Nations dept. | Yad Vashem
מחלקת חסידי אומות העולם | יד ושם
Tel. +972-(0)2-6443166
Fax.
+972-(0)2-6443743
gili.diamant@yadvashem.org.il

1 de abril de 2013

"Nuestras madres y nuestros padres", Alemania durante la Segunda Guerra Mundial

La amistad es maravillosa por la cantidad de tesoros que puede traerte. Gracias a una amiga pude ver este fin de semana una serie de televisión que ha causado un gran impacto en Alemania: Unsere Mütter, unsere Väter (Nuestras madres, nuestros padres). Es la historia de cinco amigos procedentes de Berlin  a los que la Segunda Guerra Mundial aplastó. 
Dos de ellos son militares, uno es hijo de un sastre, una es enfermera de la Cruz Roja y la última quiere ser cantante. Los cinco ven la guerra de forma distinta. Para los militares y la enfermera, pelear contra el enemigo es un deber patriótico, el hijo del sastre la mira con escepticismo, y la cantante sólo espera que la guerra le permita convertirse en una gran figura. 
La violencia destruye a estos cinco amigos: sus sueños, sus amores; la felicidad que tenían desaparecerá por completo. No es de ninguna manera una obra que exalte al nazismo; los personajes jamás son retratados como héroes: es un relato desgarrador sobre cómo la guerra los pulveriza, y también cómo todos ellos son culpables de lo ocurrido. 
La serie ha despertado nuevamente el debate sobre el nazismo en Alemania. Quedan pocos que hayan vivido ese horror, pero sus familiares vuelven a enfrentarse al drama de aceptar que sus padres, tíos o abuelos estuvieron en ese infierno y por lo menos no se opusieron a él.
Seguramente veremos pronto esta serie en Canal 11 o Canal 22. Yo les recomiendo que la busquen en Youtube. Aunque esté en alemán se puede entender la trama. ¡Cuánta falta nos hace a nosotros una serie de televisión parecida, que nos ayude a recordar y entender muchas cosas de nuestro pasado que preferimos ignorar!